La información es un recurso básico para combatir la diabetes

Tipos de diabetes

Diabetes Tipo i (dm1)

Es el resultado de la destrucción de las células beta, que generalmente conduce a una deficiencia absoluta de insulina. El tratamiento con insulina es absolutamente obligatorio, es sustituir lo que no tenemos para poder vivir, LA INSULINA.

Se suele dar en niños o personas jóvenes

Diabetes tipo II (DM2)

Es el resultado de un defecto progresivo en la secreción de insulina sobre un trasfondo de resistencia a la insulina. El tratamiento con insulina usualmente es optativo dependiendo de las características clínicas de cada situación y del paciente.

Se suele da en adultos con sobrepeso u obesidad en un 80%  de los casos, de la diabetes tipo2. Estos pacientes pueden modificar el tratamiento (pueden dejar de pincharse insulina) si cambian su estilo de vida, es decir pierden peso y aumentan su actividad física.

La DM2 se puede prevenir o retrasar su aparición

Un 80% de las personas que desarrollan la DM 2  tienen sobrepeso u obesidad.

La inadecuada alimentación y la falta de ejercicio son dos grandes aliados con la diabetes.

¿Quién puede tener DM2?

  • Mayor de 45 años
  • Tener exceso de peso    IMC > 27
  • Poca actividad física 
  • Tensión arterial mayor   140/90
  • Colesterol mayor de     200 mg
  • Haber tenido diabetes en el embarazo
  • Hijos nacidos con peso mayor de 4 kilos
  • Familiares próximos con diabetes (padres, abuelos, hermanos…)

 

Riesgo alto:

  • Tener  un IMC > 27 y cumple algún parámetro de los citados.

El 52% de los pacientes con diabetes presentan algún tipo de complicación en el momento del diagnóstico. Cuanto tiempo, años…  lleva esa persona teniendo unas cifras de glucosa altas y no lo sabe.

En la Comunidad Valenciana un 47% de las personas adultas, están sin diagnosticar o tienen un riesgo muy alto de tener DM2.

No espere, cuando antes actúe mejor para usted. 

diabetes gestacional

Se diagnostica durante el embarazo.

La diabetes gestacional es un trastorno que se produce por la presencia de una elevada cantidad de azúcar en la sangre.

Esta se diagnostica con el Test o’Sullivan, que se realiza durante los meses de gestación. Además, en el caso de que se dé positivo, habrá que controlar a la madre y al bebé durante todo el embarazo.

Es importante que sepan, que este diagnóstico puede ser un preaviso para tener en un futuro una diabetes tipo2.

No olvidarse de repetirse una  analítica cada año.

Importante no aumentar el peso después del embarazo y hacer ejercicio físico, que le ayudara a no aumentar de peso con los años.

Para más información ponte en contacto con nosotros